Si Usted es diabético, vigile la salud de sus pies.

¿Cómo influye la diabetes en los pies?

La  diabetes aumenta los niveles de azúcar en la sangre  pudiendo dañar los nervios o los vasos sanguíneos.  El pie pierde sensibilidad. Es posible que no sienta una cortadura, una ampolla o una llaga. Las lesiones como éstas en el pie pueden causar úlceras e infecciones. Los casos graves pueden inclusive causar una amputación. El daño en los vasos sanguíneos también puede significar que los pies no reciben suficiente sangre y oxígeno. Es más difícil que su pie pueda curarse si tiene una llaga o una infección.

Casos reales:

Factor social

La gente mayor va perdiendo facultades de movilidad, y por sí mismos no tienen accesibilidad a explorarse los pies. Ni tan siquiera se dan cuenta si tienen sensibilidad. Es entonces cuando se producen alteraciones en la piel, que con el paso del tiempo se convierten en úlceras. Y como no duelen al perderse la sensibilidad, dichas úlceras se hacen cada vez más grandes y se infectan, pero al paciente nunca le duele o nota una simple molestia a la que se acostumbra.

“Debemos vigilar la salud de los pies de nuestras personas mayores. El factor tiempo es muy importante para evitar complicaciones con desenlaces terribles como son las amputaciones de las extremedidades inferiores por infección de gangrena.”

Recomendaciones:

Usted puede ayudar a evitar los problemas en los pies. Primero, controle los niveles de azúcar en la sangre. También es esencial una buena higiene de los pies.

  • Revise sus pies todos los días.
  • Lave sus pies todos los días.
  • Mantenga su piel humectada y suave.
  • Lime los callos y callosidades suavemente.
  • Si puede, mire y sienta sus pies con sus manos.
  • Córtese las uñas regularmente. Si no puede hacerlo, pida ayuda.
  • Vista medias y zapatos en todo momento.
  • Proteja sus pies del frío y del calor.
  • Mantenga la circulación sanguínea en sus pies.

Diagnóstico

* De la causa desencadenante (según los síntomas de la neuropatía y la angiopatía, úlcera mixta)* Del factor desencadenante de la lesión (contusión, infección, etc.)* Del estado metabólico de la diabetes.* De los signos de infección.

Tratamiento

Terapia causal* óptima regulación del nivel de glucemia

Terapia ulcerosa local

* Lucha contra la infección (terapia sistémica con antibióticos)

* Absoluta eliminación de presiones en la úlcera hasta alcanzar su curación (apoyos para caminar, silla de ruedas, reposo en cama)

* Desbridamiento quirúrgico adecuado.

* Tratamiento húmedo de la herida para potenciar la limpieza y desbridaje autolítico, favorecer la aparición de tejido de granulación y la reepitelización.

Control posterior de recidivas:

-Evitar las recidivas con una correcta educación preventiva que debe incluir las siguientes medidas mínimas: (ver recomendaciones de prevención)

* Formar a los pacientes, reforzar su sentido de responsabilidad propia.

* Inspección diaria de los pies para detectar modificaciones (callosidades, infecciones fúngicas, de las uñas, etc.)

* En el cuidado de los pies no utilizar instrumental cortante, bañar los pies sólo a temperatura corporal, no caminar con los pies descalzos.

* Control periódico por el podólogo que recomendará zapatos ortopédicos adecuados que tengan una adecuada distribución de la presión.